A prisión, el segundo involucrado en robo de Polígono 108


Mérida, Yucatán, 22 de junio del 2024.- Tras recibir su alta hospitalaria, en donde permaneció desde el día de los hechos y luego de evaluar los datos presentados por la Fiscalía General del Estado (FGE), B.M.M.R. fue imputado por el delito de robo cometido con violencia, tras los hechos ocurridos en el fraccionamiento Polígono 108 Itzimná, por lo que permanecerá en prisión preventiva.

La autoridad judicial ordenó reanudar el caso en contra del acusado, cuya audiencia inicial estaba suspendida al estar hospitalizado, por lo que se dio paso a la evaluación de datos presentados por los fiscales de litigación, decretándose la fecha del 24 de junio para la audiencia de vinculación.

Con relación a los hechos reunidos en la causa penal 231/2024 y las pruebas aportadas por los especialistas de la Fiscalía, se estableció que ocurrieron el pasado 12 de junio cuando el imputado, junto con otra persona que ya está en prisión, se apersonó en un predio del citado fraccionamiento, donde con uso de la fuerza y amenazas, despojó a la víctima de un bolso con dinero en efectivo en su interior y se dio a la fuga, pero fue detenido momentos después luego de impactar su vehículo en el que intentaba escapar.

Finalmente, la Juez Primera de Control, decretó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, la cual se mantendrá vigente por todo el tiempo que dure el proceso.

Lo declaran culpable de violencia familiar en procedimiento abreviado

Con la anuencia de las partes involucradas, se llevó a cabo un procedimiento abreviado en el que A.J.H.M. fue sentenciado a dos años y siete meses de prisión, además del pago de la reparación del daño y otras sanciones, por el delito de violencia familiar tras los hechos registrados en contra de su esposa en San José Vergel.

Luego de las pruebas presentadas por la Fiscalía General del Estado contenidas en la causa penal 413/2023, el Juez Primero de Control dio paso a la culminación del caso, tras dar a conocer la sanción correspondiente.

De acuerdo con la indagatoria, los hechos se suscitaron en diciembre del año pasado, cuando el acusado llegó al predio donde habita su esposa e hijos, para agredirla de manera verbal, física y psicológica, por lo que la afectada salió en busca de la policía, que terminó por detener al agresor.

Tras llegar a un acuerdo entre ambas partes y luego de evaluarse las pruebas presentadas por los fiscales de litigación, la autoridad judicial decretó la pena de dos años, siete meses y 15 días de prisión; el pago de 90 mil pesos por concepto de reparación del daño; una amonestación pública, la suspensión de sus derechos políticos y la prohibición de acercarse a su víctima durante tres años.

Al término de la audiencia, se informó que se dispensa la lectura de la sentencia, quedando en firme las sanciones decretadas