Impulso a la educación con un entorno seguro para la presencialidad


El edificio de la escuela primaria “Luis G. Monzón” será rehabilitado en su totalidad

Mérida, Yucatán, a 8 de marzo de 2022.- La escuela primaria “Luis G. Monzón”, un edificio de 68 años de antigüedad, será rehabilitada en su totalidad, con el objetivo de garantizar las mejores condiciones para la comunidad educativa y un entorno seguro para la presencialidad.

Este centro escolar cuenta con 427 alumnos inscritos, de los cuales 411 asisten en modalidad presencial en subgrupos y 16 a distancia.

El titular de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán, Liborio Vidal Aguilar, visitó la escuela para mantener un diálogo con las autoridades escolares, docentes y sociedad de padres de familia, con el propósito de conocer de viva voz las necesidades de mejora.

La rehabilitación, que se encuentra en una licitación coordinada por el Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey), está enfocada en dos grandes aspectos: seguridad estructural y sistemas eléctricos, complementado por acciones de impermeabilización y pintura general de todos los edificios.

Acompañado por el titular del Idefeey, Luis Jorge Montalvo Duarte, el director de la escuela, Manuel Jesús Catzim Rojas, autoridades educativas, docentes y sindicatos, el secretario de Educación explicó que esta labor es la respuesta a las gestiones puntuales de la comunidad escolar de la primaria para mejorar el entorno de los estudiantes.

“Los niños están contentos, escuchamos sus comentarios de alegría por volver a la escuela a ver a sus amigos, a sus maestras y maestros. Cuando platicamos con ellos les preguntamos si querían volver y su respuesta fue unánime, podemos ver su aprecio y cariño a la comunidad escolar. A nosotros nos toca garantizar las condiciones para que el servicio de la educación sea seguro y de calidad”, dijo Liborio Vidal.

Expresó su reconocimiento a los docentes por la dedicación que han puesto en su misión profesional desde que inició la pandemia y ahora retomando la atención en las aulas para fortalecer los procesos de enseñanza – aprendizaje y contrarrestar el rezago educativo.

“La presencialidad es posible y aquí es el ejemplo, sabemos que hay necesidades de infraestructura, pero eso no ha frenado este trabajo y aún donde hay salones donde no hay alumnos, el director con su ingenio ayuda a que sean posible las clases.  El rezago educativo aumentó con la pandemia, hay casos de niños que estaban en primer año cuando inició la pandemia y ahora en tercero, no saben leer”, agregó en su intervención la directora general de Educación Básica, Linda Basto Ávila.