Obstaculizan preparación de alimentos en hospital Covid San Carlos


Tizimín, Yucatán, 27 de noviembre de 2020 Mis-Noticias).-A pesar de que los hospitales públicos son columna vertebral en el combate de la epidemia causada por el Covid-19, hay mandos medios que entorpecen el buen funcionamiento de los mismos y hostigan al personal que desarrolla estratégica labor.
Una denuncia pública surge desde el hospital “San Carlos”, de Tizimín, en contra de la Coordinadora de Cocina, nutrióloga Maricruz Rivas Aguayo, quien se niega a proporcionar los insumos necesarios para la preparación de alimentos tanto para pacientes como el personal médico.
Lo anterior -exhibe la trabajadora de base, Maricruz Mena Monforte- impide que los alimentos se sirvan en los horarios establecidos y pone en riesgo la recuperación y salud de los pacientes.
El comportamiento de la funcionaria viola el artículo 130, fracción IV, de las Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud, el cual establece: “Proporcionar a los trabajadores los útiles, insumos, materiales de buena calidad y en suficiente cantidad para el desarrollo de las funciones que tengan asignadas”.
De la misma forma, se contrapone a lo que ordena el artículo 132, fracción III, de la Ley Federal del Trabajo, que precisa las obligaciones de los patrones respecto a los empleados: “Proporcionar oportunamente a los trabajadores los útiles, instrumentos y materiales necesarios para la ejecución del trabajo…”
Con 860 casos oficiales reportados por la Secretaría de Salud, Tizimín ocupa el tercer lugar estatal por casos de Covid-19, únicamente superado por Valladolid y Mérida. Además, se sitúa en el octavo lugar por defunciones, con 33.
En un oficio girado a la directora del nosocomio, Dra. Rosaura Margarita Díaz Basilio, la trabajadora pide también que se ponga un alto a la hostilidad laboral de la nutrióloga Rivas Aguayo, quien mediante artimañas y en violación a sus derechos laborales, trata de reubicarla del turno vespertino al matutino.
“Yo jamás he solicitado mi cambio de turno ni de horario”, puntualiza la afectada, quien se desempeña desde hace 11 años en el área de cocina del hospital “San Carlos”, de Tizimín.
En su defensa, la señora Mena Monforte cita el artículo 132, fracción VI, de las Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud que amparan derechos de los trabajadores: “Permanecer en su lugar de adscripción, jornada y horario de trabajo”.