En pleno aumento de contagios de Covid-19, Renán Barrera autorizó la apertura “Del Centenario”


El horario temporal de esta reapertura será de 9 a 16 horas, de miércoles a domingo

Mérida, 26 de noviembre de 2020 (Mis-Noticias). En pleno aumento de casos de Coronavirus, el alcalde Renán Berrera Concha anunció que este viernes 27 de noviembre reabrirá sus puertas el Parque Zoológico Del Centenario, luego de permanecer cerrado por ocho meses debido a la contingencia sanitaria por la pandemia del COVID-19.

Durante un recorrido por el lugar, dijo que se dispondrán “estrictos protocolos de seguridad y habrá restricciones, pero es importante ofrecer a las familias de nuevo este espacio tradicional para el sano esparcimiento”.

Explicó que en esta reapertura sólo se permitirá una afluencia del 30% a la acostumbrada antes de la pandemia y se aplicarán restricciones para evitar grandes concentraciones de personas.

“Esta primera etapa nos servirá para que, de manera paulatina, la gente se acostumbre a una nueva forma de disfrutar este espacio que es todas y todos los meridanos”, estableció.

Añadió que los visitantes deberán portar en todo momento cubrebocas. Además, ingresarán por una caseta de sanitización, se les tomará la temperatura y dotará de gel antibacterial.

Acompañado de la regidora Nora Pérez Pech y del director de Servicios Públicos, José Collado Soberanis, Barrera Concha explicó que la reapertura del Centenario forma parte de la reactivación económica que está a cargo del Gobierno del Estado, lo que dará como resultado que los comerciantes, que se encuentran ubicados dentro del parque, vuelvan a tener ingresos.

“Gracias a todas las medidas y protocolos de salud que tenemos en el Centenario, se nos ha permitido reabrir y esto es una buena noticia, ya que las familias recuperarán un espacio tradicional de esparcimiento y, además, los comerciantes del parque se beneficiarán con la reactivación económica”, resaltó.

Añadió que, en un fin de semana, antes de la pandemia, este zoológico recibía aproximadamente casi 30 mil visitantes (14 mil el sábado y 16 mil el domingo), por lo que obliga a las autoridades municipales a establecer medidas estrictas para tener un ingreso controlado.

Ahora el número de personas que podrán ingresar será de 3,500 personas al día (hasta 10 por familia) o como máximo 700 personas por hora.

“Dentro de esta nueva normalidad, hemos limitado el ingreso de personas de hasta 3 mil 500 por día (30% de la capacidad)”, expresó.

Precisó que tanto la entrada como la salida serán por el acceso ubicado sobre la calle 59 con avenida Itzáes. La puerta derecha de este acceso será de entrada y la izquierda de salida.

A su vez, Collado Soberanis precisó que el nuevo horario del Centenario será de miércoles a domingo de 9 a 16 horas.  La entrada y salida de los visitantes será por el acceso principal, ubicado en la calle 59 con avenida Itzaes. Estas contarán con la debida señalización de movilidad, y estará separada con vallas y lonas con sus respectivas señales.

Todos los oferentes y prestadores de servicios, así como el personal, deberá usar cubrebocas, careta de acrílico transparente, gorra y guantes.

Las acciones de limpieza y desinfección se realizarán al menos cada hora, no se permitirá aglomeraciones en el interior, los visitantes deberán esperar su turno manteniendo la sana distancia y el ingreso será controlado.

La ruta de visitantes de acceso al área de animales contará con un tapete sanitario, no se permitirá el acceso con alimentos ni bebidas y el número de personas en esta zona será monitoreado a fin de evitar aglomeraciones.

En el área de comida los locatarios deberán usar cofia, cubrebocas y utilizar gel desinfectante. Los alimentos deberán servirse en recipientes desechables o reutilizables. En este último caso habrá personal comisionado para verificar que se laven y desinfecten de manera correcta.

Las mesas serán desinfectadas antes de ser ocupadas por nuevos comensales y solo podrán consumirse en el área destinada para este fin, salvo bebidas embotelladas o enlatadas. Esta área de comedor cerrará una hora antes que el zoológico.

En esta primera etapa no se activarán los juegos mecánicos, trenecito y los juegos infantiles.