Antes de morir, Manzanero derramó unas lágrimas


Mérida, Yucatán, 29 de diciembre de 2020 (Mis-Noticias).- Una publicación de TV y Novelas informa que María Elena Manzanero, hija del cantautor yucateco, reveló cómo fueron los últimos momentos de su padre.

La información señala que la entrevista se llevó a cabo a su llegada en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México con rumbo a Mérida, en la que María Elena habló con la prensa para aclarar ciertos puntos y reveló detalles de los últimos momentos con vida del artista.

No se escapó del cuestionamiento sobre las declaraciones de su hermano, quien tachó de irresponsable la fiesta a la que Manzanero asistió y donde se contagió de COVID-19.

Juan Pablo Manzanero dijo a Reforma que lamentablemente su padre murió, pero debería servir de ejemplo para que todos se cuiden en plena pandemia.

Así que María Elena aceptó: “Claro, nos debe servir a todos. Estábamos protegidos, fue un espacio abierto, pero bueno”.

Por otro lado, aclaró que su padre no murió por COVID-19. “Estaba complicado su riñón, aún cuando ya no tenía COVID. Fue complicación porque el riñón ya no estaba funcionando por la diabetes. De COVID ya estaba libre y sus pulmones estaban perfectamente bien”.

Relató que en sus últimos momentos, debido a que estaba entubado, don Armando Manzanero no pudo decir últimas palabras. “Laurita (su esposa) entró a despedirse de él, ella le habló a él, él sí la escuchó porque hasta derramó algunas lágrimas, a ella le tuvieron que poner todo un equipo muy especial aún cuando no tenía COVID”.

Sobre posibles pleitos por la herencia, quedó descartado, pues don Armando “era una persona muy previsora, tenemos todos los no tenemos ninguna duda de cuáles son sus instrucciones”.

Comentó que el compositor “desde 1998 él le dejó escrito a mi hermano Diego, a todos nos dejó tareas, y a mi hermano Diego fue este de que siguiéramos esto al pie de la letra”.

Y es que su padre no quería un funeral público ni en grande. “Además sería una irresponsabilidad hacer un acto público, pero siempre quiso que lo lleváramos en privado, en familia. Haremos alguna ceremonia en la casa de él en Mérida, con Laurita su esposa”.

Insistió en que Manzanero “no quería todo un circo”, cuando se le preguntó sobre la fallida posibilidad de un homenaje de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes; aunque no descartó apoyar al Gobierno Federal para realizarlo cuando las condiciones de la pandemia lo permitan.